miércoles, 27 de diciembre de 2006

LA MIRADA DEL FANÁTICO I

Cristina, 29/04/2006
Los últimos días de febrero y primeros días de marzo de este año tuve la buena suerte de darme una vuelta por la maravillosa ciudad de Buenos Aires. Dos conciertos importantes hubo en esa ciudad en esos momentos, uno de los Rolling Stones y otro de U2. Aquí van los recuentos de ambos conciertos, desde la mirada de una fanática.

Rolling Sones, A Bigger Bang Tour 2006, Estadio River Plate, martes 21 de febrero, 21:30hs

Los Rolling Stones están mejores que nunca. Mick jagger, espactacular. Ya quisiera yo tener esa edad y esa energía. No saben. Pero vayamos por orden. El concierto fue realmente espectacular. Tenía dos entradas, una se la había relagado a Silvia, que es la señora que me aloja. Ella no podía venir conmigo, así que el que me iba a acompañar era su esposo, Álvaro. Al final, él tampoco podía venir. Así que... fui solita. Solita al estadio del River Plate. (la otra entrada, para mi buena suerte, Silvia logró vendérsela a un conocido suyo.) Fui solita pues, y como el taxi me iba a salir algo caro, me fui en colectivo, hay una línea que me lleva desde donde estoy alojada hasta el estadio ida y vuelta, qué más puedo pedir (menos de un peso el pasaje). No había forma de perderse, desde la mañana ya había empezado a ver a todo el mundo caminando por las calles con sus polos de los Rolling Stones, y el colectivo estaba repleto de gente (con sus polos de los Rolling Stones) que, como yo, iba al concierto. Me bajé en el lugar donde todos se bajaron, y no se pueden imaginar las masas de gente. De hecho la cosa (no solo en Perú, Argentina, con todo, sigue siendo un país latinoamericano y la desorganización era "bárbara") estaba de lo más caótica. Pregunté por la cola para campo y cuando vi lo que me esperaba decidí que eso no me iba a poner de mal humor. La cola fue enorme, ENORME. Y lenta. Pero igual fue toda una experiencia y la gente de pm. Todos estábamos en la misma, renegando, esperando, haciendo cola, así que la gente como que se solidarizaba y trataba de hacer gracioso el asunto. Había de todo, niños, viejos, jóvenes, familias enteras. Iban pasando las horas y la cola avanzaba lento. El concierto debía empezar 9.30pm, y a esa hora, yo todavía estaba como a unas buenas 15 cuadras de la puerta, y había aún una larga cola detrás de mí. En un momento, la cola se detuvo completamente como por 20 minutos. No sé si han visto las noticias, pero los disturbios fueron en ese momento, la cola se había detenido porque al parecer la gente que estaba más adelante que yo empezó a hacer chongo (tumbar barandas, pelearse con la seguridad, empujar puertas y eso). Yo no me gané con eso para nada, estaba bastante más atrás. Bueno, con decirles que seguía yo haciendo mi interminable cola cuando de repente, a eso de las 10pm, empieza el concierto. NOOOOOOOOOOOO !!!!!!!!!!!!!!!!! Realmente, la situación estaba lejos de la satisfacción, I can´t get no satisfaction. Al final entré como a las 10.20pm y estaban en la tercera canción.

Pero cuando entregué mi entrada y corrí adentro del estadio, escuché la música (estaba sonando esa de "I know it's only rock and roll but I like it"), vi el escenario, las luces, la gente, toda esa gente cantando y saltando, el ánimo y movimiento de la gente, la pantalla gigante con Mick Jagger corriendo de un extremo a otro, y más en pequeño, a esta banda allí delante de mí sobre el escenario, la verdad la verdad es que te olvidas del mal rato y realmente vale la pena. Es indescriptible. Entré y estaba realmente feliz.

Me ubiqué en la tribuna, bien arriba, justo al frente del escenario, de modo que la vista era completa y espectacular. Abajo, en la cancha, estaban las masas de gente que saltan y gritan y todo eso. Yo que soy más tranqui, y que estaba sola además (y con dolor de espalda y pies por la cola), chapé mi sitio no más en la tribuna, donde me podía sentar y disfrutar del espectáculo a mi gusto. A mi alrededor había de todo, familias enteras, niños, grandes, jóvenes, algunos tranquis como yo, otros medio escondidos fumando marihuana.... de todo, pero todos en súper buena onda. El ánimo de la gente era de lo más positivo.

La siguiente canción fue una lenta; Jagger se sentó al piano y empezó una que iba así: "baby, I'm worried about you". Las luces se atenuaron y los encendedores empezaron a prenderse. Y de verdad no puedo explicarles lo que es eso... el estadio repleto, a media luz, y por todos lados estos pequeños destellos que se movían al ritmo lento de la canción.

De ahí vino una rápida llamada "Midnight Rambler", que yo no conocía. Esta canción fue unida al terminar con una tonadita medio soul, empezaba así un magnífico cover de Ray Charles ("The night time -is the right time") que se prolongó bastante. Extraordinario. Luego siguió la presentación de la banda. Empezaron por los acompañamientos, los coristas, los músicos que acompañaban a la banda. Luego, Jagger presentó a Ron Woods, que en medio de los aplausos y gritos hizo algunas piruetas e inclinaciones y mandó muchos besos volados, de ahí a Charlie Watson, el baterista, que tal como aparece en la tele y como típico inglés no pierde nunca la ecuanimidad, simplemente se levantó de su asiento detrás de la batería e hizo una reverencia. De ahí la presentación de Keith Richards, que fue fuertemente ovacionado, el público no paraba de aplaudir y el pobre intentaba decir alguna palabra y la gente no lo dejaba, gritaban "oe oe oe oe Richards, Richards". La ovación del público a la banda entera realmente fue emocionante. Ese vínculo que se genera en los conciertos, que se generó en este concierto, esa conexión-comunicación entre público y banda, en la cual me incluyo, fue sinceramente la cagada. Indescriptible. Realmente son momentos para mí excepcionales, no tienen idea (¿o sí?) de cuánto lo disfruto, cuánto me tocan y mueven. En esos momentos es como que estás realmente conectado, y la conexión es realmente profunda. Una conexión emocional. El momento es pleno y destapa lo mejor de ti.

Luego siguió un set solista de Richards. Tocó dos canciones, "This place is empty (without you)" y "Happy". Dos canciones más bien medio lentonas tipo gospel. Muy bueno. Mientras tanto, Jagger descansaba fuera del escenario.

Luego apagón... el estadio oscuro y en eso de en medio de la cancha se levanta una plataforma cuadrada en la cual aparecen Jagger y comapñía tocando la tonadita esa de tu ru ru ru ru-ru-ru, tu ru ru ru ru-ru-ru, tu ru ru ru (lástima que aún no sepa cómo transmitirles sonidos a través de esto) y empezó "Miss You". Genial. Jagger, como les digo, está súper bien, y si a esta edad desborda tanta energía no puedo imaginarme cómo habrán sido sus conciertos de joven, allá por los 60-70s. No paraba el tipo, iba y venía, bailaba, saltaba, daba piruetas, incansable.

De ahí siguió una también desconocida para mí, de su nuevo album, "Rough Justice". Luego, ya la euforia fue completa y todo el mundo, incluidos viejos y niños de la tribuna donde estaba yo ubicada, se puso de pie... empezó "Start me up" y de verdad no había otra cosa que hacer más que levantarse, cantar y bailar.

Luego, qué mejor que esto. El final de "Start me up" se pliega con el comienzo de "Honky Tonk Woman" y esta plataforma cuadrada empieza a retrodecer lentamente hasta pegarse con el escenario. Al final de la canción, Jagger desaparece nuevamente, para volver, 5 minutos después, mientras se empieza a escuchar una tonadita distorsionada pero que yo reconocí en el acto... vuelve Jagger vestido con pantalones negros, polo (strecht) negro, un saco de esos tipo frac hasta la rodilla de terciopelo negro por fuera rojo por dentro y un sombrero de copa de terciopelo negro también... empezaba así "Sympathy for the devil". Y cómo explicarles lo paja que fue.

Inmediatamente después, Jagger tira su sombrero y se saca el saco... y nuevamente, otra tonadita distorsionada-alargada reconocible de inmediato: tun tun tun tun tun tun tun... "Paint in black".

Unos minutos de silencio, esos en los que se hace la finta de que el concierto ya terminó. Aplausos y gritos a ful. Volvieron a salir tocando "Brown Sugar" y con esta canción, luego del momento "oscuro" de "Paint in black", la fiesta comenzó de nuevo. Después vino una canción preciosa, de esas movidas pero más cute, llamada "You can't always get what you want". Preciosa. Y ya, para terminar, cerraron con "Satisfaction". No podía faltar. La gente cantó a toda voz con ellos, y siguieron cantando incluso cuando la canción ya había terminado. Estaban ellos, la banda, allí en el escenario, todos reunidos en el frente, cerrando el show y la gente seguía cantando "I can't get no satisfaction". Realmente emocionante. Ellos mismos, los Rolling, estaban realmente emocionados y aplaudían. Increíble. El espectáculo terminó, así, en ese momento, con un juego de fuegos artificiales que iluminó el cielo y con la imagen de estos 4 dinosaurios, uno al lado del otro, en el medio y bien al frente del escenario, haciendo reverencias una y otra vez.

Así que en resumen: ESPECTACULAR. No hay palabras. Simplemente espectacular.
Y bueno, por si se lo están preguntando, y ya voy terminando, el regreso fue para mí de lo más alegre. Caminando con la mancha de gente hacia la avenida principal más cercana a la parada de bus. Esperar a que pase el colectivo 29 aún cantando para mí las canciones que había escuchado. Chapé el bus, que obviamente estaba repleto de gente como yo que salía del concierto, y dentro del bus, la gente, y yo, seguíamos cantando y medio bailando. Me bajé en mi paradero, cruce de Santa Fe con la calle Bulnes, en Barrio Norte, caminé, cantando todavía, dos cuadras y llegué, FELIZ, a eso de la 1.30am a la casa.

1 comentario:

Dados Tirados dijo...

Excelente.Estuve en River el 23-2-2006,inolvidable. Soy un coleccionista de vinilo de los Rolling Stones ,parte de mi coleccion la muestra aca:

http://rollingstones-stone-age-chile.blogspot.com/2008/07/rolling-stones-big-hits-nps-1-stereo.html

Saludos