miércoles, 27 de diciembre de 2006

EVERYTHING IS ILLUMINATED

Por Juan Gonzales
EVERYTHING IS ILLUMINATED (2005)
Dirección: Liev Schreiber / Reparto: Eugene Hutz (Alex), Elijah Wood (Jonathan Safran Foer), Jonathan Safran Foer (Recogedor de hojas), Jana Hrabetova (Abuela de Jonathan), Stepan Samudovsky (Safran) / Guión: Liev Schreiber / Fotografía: Matthew Libatique / Música: Paul Cantelon.
Everything is Illuminated es la opera prima del actor Liev Schreiber (Scream 3, La Profecía), quien en esta ocasión es director y adaptador de la primera novela de Jonathan Safran Foer: Everything is Illuminated, éxito de ventas, y que en la actualidad tiene publicada una segunda novela llamada Extremely Loud & Incredibly Close. La película es protagonizada por Elijah Wood y el actor debutante Eugene Hutz, quien es vocalista y líder del grupo de gipsy-punk Gogol Bordello.
La película empieza con la búsqueda del pasado de Jonathan, un joven de ascendencia judía que quiere regresar a Ucrania para buscar Trachinbrod, el pequeño pueblo del cual proviene su abuelo y en el que Jonathan espera encontrar alguna noticia acerca de la mujer que le salvó la vida a este al permitirle escapar de los Nazis. Jonathan (que en hebreo significa "Don de Dios") tiene una peculiar manía por recolectar objetos con el fin de recordar y no olvidar. Alex, por su parte, es un joven ucraniano quien, junto con su abuelo (un ex buscador de judíos ricos desaparecidos tras la guerra) y la pequeña perra Samy Davis Jr. Jr., llevará a Jonathan a lo que en apariencia es un viaje sin esperanzas, pues es poco probable encontrar después de tantos años ese pueblo. Contando además con que la Unión Soviética cambió muchos de los nombres de las pequeñas ciudades. La música fusión de Gogol Bordello nos acompaña durante el viaje de estos personajes, a través de una Ucrania Post-Perestroika que es tan desequilibrada y extraña como la música de fondo. Música que además marca las pautas de las distintas personalidades de los personajes, así como lo poco que saben de sus compañeros de viaje, como de sí mismos.
Alegoría de la memoria
Hay personas que piensan que el pasado no tiene ya relevancia en nuestras vidas, pues ya pasó, y que solo nos queda preocuparnos por nuestro presente y por lo que nos queda en el futuro. Tal como nos dice al inicio de la película el personaje de Alex: "El pasado, es pasado. Algo que no sucede ahora, debe permanecer enterrado. Junto a nuestros recuerdos". Pero Everything is Illuminated logra presentarnos de qué modo la memoria individual y colectiva se encuentran ligadas. Y que es desde el pasado que construimos nuestro presente y nuestro futuro, pues solo conociendo lo que fuimos y lo que quisimos ser podemos comprender las decisiones que tomamos y ver en qué nos hemos convertido. En palabras de Levinas: "Por la memoria, asumo y replanteo. La memoria realiza la imposibilidad: la memoria, con posterioridad, asume la pasividad del pasado y su dominio. La memoria como inversión del tiempo histórico es la esencia de la interioridad". Memoria que nos lleva a reconciliarnos con los otros y con nosotros mismos a través del perdón, aquel acto radical que nos abre la posibilidad de cambiar las cosas. De marcar un antes y un después. El tiempo deja de ser irreversible y el pasado deja de aparecer como ido y se ve lo latente que esta para constituir nuestro futuro.
Sin embargo, Everything is Illuminated no intenta ser una película con moraleja, ni moralista (así como esta reseña tampoco intenta serlo), sino que busca presentar de qué modo la vida nos puede sorprender en cada instante. Que el miedo a recordar es real y latente en todos los seres humanos; que el monstruo que de chicos pertenecía al armario o a debajo de la cama, de grandes vive dentro de nosotros, en nuestros recuerdos, y que solo enfrentándonos a ellos, a nuestros recuerdos, podremos ver, si queremos, que todo en la vida está iluminado.