miércoles, 27 de diciembre de 2006

Escuchando...

Cristina 13/09/2006

Estoy escuchando el último disco de Cerati. Preparándome para el concierto de mañana. Recién hoy día compré el disco ahí en el quiosco famoso en el paradero de la universidad. No fue casualidad, no lo compré al salir de la universidad... lo compré al llegar. Ya lo tenía pensado.

Me está gustando el disco, por más críticas negativas que haya leído. Me está gustando.

Para mí el asunto siempre ha sido cómo hablar de la música. Cómo, cómo, cómo. La música sin lugar a dudas es algo que me encanta, algo que me llena de un modo en que solo otras pocas cosas pueden hacerlo. La sensación es intensa y la experiencia sobrecogedora. Algo en lo que me siento cómoda, en casa. Acompaña, ayuda, pone melodías y palabras donde yo no puedo o donde no imaginé. Te coge por sorpresa, y aún así estás en casa. Te estimula, y aún así es algo tuyo. De todos, pero íntimamente tuyo. Cómo hablar pues de algo así.

Y Cerati responde (pista número 6) todavía queda tánto por decir (tánto, así con tilde).

Me está gustando el disco. Ya vendrán luego las revisiones y el análisis, el repaso necesario por la discografía de Cerati, la ubicación espacio-temporal de esta última entrega. Y probablemente no sea lo mejor de Cerati. Quién sabe. Igual, ahorita eso no importa. Ahorita lo que importa es que el disco está gustando y que las ganas para verlo mañana se siguen acumulando. Y está gustando así, de ese modo casi irracional, instintivo. Simplemente está gustando, me está tocando, no podría decir por qué. Probablemente pueda hacerlo luego, pero el no poder hacerlo en estos momentos es lo que importa.

Sigo escuchando el último disco de Cerati, preparándome para el concierto de mañana. Ahí vamos! Y que todo salga bien y que sea una noche... larga y feliz.